LOS LIBROS TÉCNICOS Y SU PAPEL EN LA SOCIEDAD (V)

EL PAPEL DE LA UNIVERSIDAD

Y llegados a este punto no puedo menos que hablar de la Universidad española y especialmente de la pública que es la que mejor conozco.

Como indiqué antes, la interdisciplinariedad es una condición imprescindible para escribir buenos libros técnicos. Pero ¿Como se van a dar las condiciones necesarias para que eso sea así con la estructura organizativa que tiene la Universidad pública española?.

Un mal generalizado en la Universidad pública española es la falta de liderazgo. Dice la leyenda que un político de nuestra etapa pseudodemocrática, porque así considero yo esta época que nos ha tocado vivir sobre todo en la Universidad pública española, dijo cuando llego al poder que le iba a quitar  el poder, valga la redundancia, a los catedráticos. Doy fe de que eso era una verdadera necesidad a finales de la década de 1970 cuando me incorporé a ella en dedicación exclusiva después de trabajar durante diez años como ingeniero de investigación aplicada y desarrollo tecnológico en Philips. Todos sabemos que la gente dice en privado lo que no se atreve a decir en público y si no que se lo digan a algunos políticos (y recalco lo de algunos) que son unos cínicos redomados que sacan la lengua a pastar cuando no saben que se ha quedado un micrófono conectado (Manda huevos dijo uno). Podría contar varias anécdotas pero tengo una que avala la necesidad anteriormente indicada. Cuando recién entrado en la Junta de Gobierno de mi Universidad observé actitudes que demostraban que algunos catedráticos consideraban a la Universidad como su finca particular y se lo comenté en una reunión privada al jefe de personal me dijo: “Enrique tu no has visto nada. En una reunión de catedráticos antes de morir Franco se habló de lo mal pagados que estaban los catedráticos de Universidad y hubo uno que no se cortó un pelo y dijo que ya que eso era así, al menos debemos tener derecho a que la cátedra la herede nuestro hijo”.

Yo creo que en efecto esa posibilidad ya no existe gracias a la Ley de Reforma Universitaria (LRU), porque hoy un catedrático pinta poco, en especial al final de su vida activa,  pero lo malo es que el poder de los catedráticos no ha sido sustituido por un poder democrático y que en la Universidad Pública española el individualismo es feroz, los grupos interdisciplinares brillan en general por su ausencia y la transmisión del conocimiento tecnológico es también un hecho excepcional, entre otras muchas cosas.

Avala mi tesis lo que pasó hace unos días en una universidad española, de cuyo nombre, parafraseando a Cervantes, no quiero acordarme, en la que los alumnos de una Escuela de Ingeniería fueron a quejarse al director de un departamento de la misma por las acciones y actitudes de un determinado profesor y lo único que consiguieron fue que les reconociese en privado que se trataba de un tío un poco raro. También demuestra lo mismo aquel otro director de departamento que trató de convencer a su interlocutor de que no era necesario cambiar de asignatura a un profesor que además de no enseñar nada daba aprobado general, porque total iría a hacer lo mismo en otra asignatura.

Pero, a pesar de todo lo que acabo de exponer, alguno me puede decir que se escriben libros por varios autores. Si que es cierto, pero son pocos y además en general se observa que no se les ha dedicado suficientemente tiempo a su elaboración porque lo contrario sería un milagro ya que el sistema no lo incentiva.

Por otra parte en muchos libros técnicos españoles se observa que los que los escriben no son auténticos profesionales de la Tecnología. Naturalmente eso es así porque en el sistema Ciencia-Tecnología español solo se valoran los artículos publicados en revistas de primer nivel del “Citation Index”  y por ello en la Universidad española, en general, si quieres tener sexenios tienes que dejarte de escribir libros y escribir muchos artículos en revistas americanas y en inglés por supuesto. Que me lo digan a mí que he escrito seis en los últimos diez años y solo tengo dos sexenios.

A los jóvenes españoles hay que educarlos para que distingan entre Ciencia y Tecnología y que escojan la carrera teniendo en cuenta las diferencias entre ellas.

Aunque es cierto que la Ciencia avanza en España, solo con eso no vamos a mejorar nuestra balanza de pagos y elevar nuestra productividad, porque hay que hacer avanzar también la Tecnología en general y no sólo las Tecnologías de la Información y para ello hay que exigirle a los ingenieros que están en la Universidad que hagan “Mas prototipos y menos artículos” y que escriban más libros. Solo así, se formarán técnicos que creen empresas basadas en el conocimiento tecnológico como Hewlett Packard, se mejorará el nivel de las ya existentes y se dispondrá de más recursos para impulsar a su vez la Ciencia.

Y llegados a este punto no quisiera terminar esta exposición sin hacer referencia a la tesis doctoral en ingeniería. Alguien debe explicar a los ingenieros jóvenes que la tesis doctoral no es para ellos un objetivo a corto plazo sino a medio y largo plazo. La actual política pública española de I+D no distingue adecuadamente entre Ciencia y Tecnología y no tiene en cuenta que la tesis doctoral en ingeniería no se puede iniciar nada más terminada la carrera, porque solo es posible realizar una investigación aplicada de calidad cuando, después de practicar durante varios años los métodos existentes para diseñar productos y procesos, se alcanza la madurez que permite ser capaz de crear un nuevo método, una nueva variante de uno ya existente o la manera de aplicarlo en una determinada situación. Para ser capaz de hacer desarrollo tecnológico y para ser un buen profesor de una materia tecnológica no es imprescindible ser doctor y además el hecho de serlo no garantiza que uno esté capacitado para llevarlo a cabo. El sistema español de Ciencia y Tecnología no tiene en cuenta suficientemente, a través de sus programas de promoción de las vocaciones de tecnólogos, todo lo antedicho.

Muchos dicen que uno de los problemas de España es la insuficiente relación entre la Universidad y la Empresa. Lo que nadie dice es que los criterios utilizados por la  Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación del sistema de educación superior, que conocemos como ANECA, para evaluar la actividad de los tecnólogos que son profesores universitarios hacen que estos dediquen más tiempo a escribir artículos que a hacer prototipos y a escribir libros. Así es imposible que haya muchos profesores de ingeniería que tengan como prioridad ayudar a las empresas a generar tecnología propia y no digamos nada en relación con enseñar a los alumnos a aprender a diseñar productos.

Pone esto en evidencia, lo sucedido entre una multinacional de la automatización y un departamento de una Escuela de Ingeniería de cuyo nombre no quiero acordarme. La multinacional le encargo al departamento el desarrollo de una herramienta de diseño asistido por computador y el profesor responsable de él puso a un becario a trabajar en el mismo. Al acabar el plazo establecido el departamento le entregó el trabajo a la multinacional, que mostró su satisfacción por la calidad del mismo y su cumplimiento de las especificaciones establecidas al empezar el proyecto. La multinacional se puso a utilizar la herramienta y, como es natural en los productos complejos, con la práctica encontró algunos aspectos mejorables y al cabo de seis meses se dirigió de nuevo al departamento para mejorarla. La respuesta que recibió fue la de que era imposible porque el becario  ya no estaba en el departamento. Sobran los comentarios.

 

Enrique Mandado Pérez

Catedrático de Tecnología Electrónica

de la Universidad de Vigo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: